fecha

Importancia de la columna torácica

No es nuevo que a día de hoy el sedentarismo afecta a una proporción significativa de la población.
Según diferentes estudios una persona de media pasa por lo menos 4 horas al día sentado. Esto se ve incrementado en individuos cuyas profesiones o trabajos les condicionan a mantener esta postura. Podemos llegar a tener nuestra cabeza adelantada y los hombros redondeados prácticamente 1/3 de las horas que tiene el día.

Esto ya no solo perjudica la correcta salud fisiológica: se ven aumentados los niveles de obesidad, diabetes y otras enfermedades cardiovasculares. Sino que también se ve comprometida la salud musculoesquelética.

Como resultado, el cuerpo comienza a adaptarse a esta postura generando rigidez y pérdida de movilidad de la columna torácica. Este es uno de los principales motivos que influyen en la restricción de movilidad de la citada zona.

Esta región está diseñada para el soporte de nuestro cuerpo, pero los hábitos anteriormente referidos promueven la rigidez de todo el conjunto.

CÓMO MEJORAR LA MOVILIDAD DE LA COLUMNA TORÁCICA

Partimos de la premisa que para lograr mejoras sustanciales y a largo plazo en la movilidad no solo de la columna torácica sino de cualquier parte del cuerpo, la constancia es clave. Por lo tanto la práctica constante de ejercicios específicos y un movimiento correcto como rutina diaria será la clave del éxito.

¿Cómo lo haremos?

Los ejercicios basados en un estiramiento pasivo pueden ayudarnos mucho. Como también lo hacen los de movilidad activa. Pero algo fundamental y muy olvidado para la mejora de la movilidad en esta zona es el trabajo respiratorio. Es muy interesante enfocar en nuestras rutinas físicas diferentes habilidades para la mejora del patrón de esta acción.

Solo necesitas entre 10 y 20 minutos al día por lo que puede incorporarse fácilmente a tus ejercicios diarios.

Si necesitas saber más, ponte en contacto con nosotras y juntas buscaremos la solución a tu problema.

More
articles

¿ya nos sigues?